Microscopi: Defendemos la democracia en Cataluña

Estas semanas estamos viviendo días convulsos en Cataluña a raíz del golpe a la democracia que están perpretando los partidos que gobiernan la Generalitat. Seguramente la democracia española no se enfrentaba a un desafío de esta naturaleza desde el golpe de Estado del 23-F, que afortunadamente acabó con la detención de los golpistas y el restablecimiento del orden constitucional. Pero en estos días que han precedido al 1-O, fecha fijada por Puigdemont para el ilegítimo referéndum de autodeterminación, hemos podido ver como el establishment catalán ha intentado envolver sus ilegalidades y arbitrariedades de una falsa heroicidad.
Los separatistas explican el golpe como una gesta heroica. La radiotelevisión pública autonómica, los medios concertados por las subvenciones públicas, las entidades separatistas que gobiernan Cataluña, Omnium Cultural y la ANC y la asociación de municipios por la independencia, forman junto a los partidos secesionistas, una empresa conjunta cuyo objetivo, por motivos distintos, es la separación de Cataluña del resto de España.
Durante décadas el nacionalismo ha campado a sus anchas con el permiso y el apoyo de PP y PSOE, que escogieron como socios preferentes a los actuales partidos independentistas. Durante demasiado tiempo en vez de apoyar a los que denunciaban lo que ocurría  en Cataluña, se dedicaron a proteger y limpiar la imagen de los que se construían su Estado y su trama a costa de la autonomía catalana. Cuando en un país democrático a los poderes públicos les cuesta aplicar la ley y a los que violan las leyes no les cuesta y se envalentonan, corremos el riesgo de ser un país sin futuro. A pesar de todo, estamos a tiempo de evitar que se descomponga nuestra democracia. Espero que al gobierno actual y al resto de poderes públicos no les tiemble el pulso para garantizar nuestras libertades y no permitan que Cataluña se convierta en un territorio sin democracia y sin ley.
Ahora, pasado el 1-O urge un nuevo proyecto común de futuro para todos los españoles, que no pasa por el inmovilismo y la nostalgia por el bipartidismo. La dignidad de la democracia española la encarnan los verdaderos héroes de Cataluña, los alcaldes, concejales y funcionarios que sí cumplimos las leyes. A ellos les debemos que este país sigua siendo España y a ellos les debemos el compromiso de no volver a cometer los mismos errores.
.
Josep Gabarra – Ciutadans (Cs)
Article d’opinió. La REVISTA DE RIPOLLET no es solidaritza necessàriament ni es fa responsable de l’opinió dels col·laboradors
.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*