Microscopi: Con el agua no se juega

El gobierno de Decidim acaba de perder en un Pleno una de sus propuestas estelares para esta legislatura: la municipalización del servicio del agua. Sus propuestas, plagadas de informes e incoherencias, no han logrado convencer a una mayoría suficiente del consistorio para hacerlo realidad. El grupo municipal de Ciudadanos no puede mostrar su conformidad a una propuesta que conllevaría, sin lugar a dudas, a tener que incrementar el recibo del agua en el corto y medio plazo.
Unos gastos de personal mal contabilizados (entre 130.000 y 200.000 euros más), unos gastos jurídicos con un incremento de 18.000 euros más que los actuales, las denominadas “inversiones de primer establecimiento” que disparan lo presupuestado y un sinfín de partidas más, en las que el lector podría perderse por su minuciosidad, hacen que el NO a la propuesta sea el único escenario posible para la defensa de lo que debe ser el interés general de los ciudadanos.
La administración, en este caso el Ayuntamiento de Ripollet, debe velar para que la prestación de dicho servicio público sea de calidad y se lleve a cabo de forma eficiente. De nada sirve acusar a la oposición de “cálculos interesados o partidistas” por parte de un gobierno sin rumbo que, entre otras sandeces bolivarianas, no trajo al Pleno de la Corpo­ración el debate sobre las ordenanzas fiscales del presente ejercicio e impidió con dicha medida que el IBI de todos los ciudadanos de Ripollet pudiera ser rebajado de forma gradual como ya se había realizado los dos ejercicios anteriores.
.
Josep Gabarra – Cs – Ciutadans
Article d’opinió. La REVISTA DE RIPOLLET no es solidaritza necessàriament ni es fa responsable de l’opinió dels col·laboradors
.

Respon a Jose luis Cancel·la les respostes

Your email address will not be published.

*



Aquesta pàgina utilitza galetes ('cookies'). Si continua navegant dóna el seu consentiment i accepta la nostra política de galetes, clica aquí per a més informació.plugin cookies

ACCEPTAR
Aviso de cookies